Detectives privados en Tarragona

Detectives en Tarragona

Detectives Privados en Reus

Detectives Privados en Valls

Detectives privados en Tortosa
Detectives Privados en El Vendrell
CONDENADO

Condenado por dar coca y metadona a su hijo de 1 año

El suministro de droga se repitió durante cuatro meses. Los magistrados han absuelto a la madre al considerar que cuando su hijo se encontró mal, ella no estaba en casa

ÀNGEL JUANPERE | 01/07/2012 17:51

Un niño de trece meses estuvo a punto de perder la vida por consumo de cocaína y metadona. No en vano estuvo ingresado varios días en la unidad de cuidados intensivos y no abandonó el hospital hasta dos semanas después.  Ahora, la Audiencia Provincial de Tarragona ha condenado al hombre a ocho años de prisión. Durante este tiempo, el padre no podrá ejercer el derecho da la patria potestad. En cambio, los magistrados han absuelto a su esposa, a quien el fiscal consideraba coautora por omisión.

Los hechos ahora juzgados por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial se remontan al 12 de febrero de 2008. El menor, de un año y un mes de edad –por aquel entonces comenzaba a dar sus primeros pasos– se encontraba en el domicilio familiar, en el que convivía con sus padres Josep D.P.R. –ahora procesado– y la esposa de éste. Ese día únicamente estaba con su progenitor.

Ese mismo día el menor, que se encontraba inconsciente, fue llevado por su padre a un CAP, siendo derivado urgentemente a un centro hospitalario tarraconense, para seguidamente ser trasladado al Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Allí  fue ingresado en la UCI pediátrica  ya que presentaba un cuadro de intoxicación aguda por metadona con depresión respiratoria.

Después de estar unos días ingresado en el mencionado hospital barcelonés, el menor presentó un cuadro de síndrome de abstinencia. Ante ello le fue recogida una muestra de cabello para la realización del correspondiente estudio toxicológico.

Las analíticas

Los análisis llevados a cabo en la muestra de cabello determinaron un consumo crónico en el tiempo de cocaína y metadona. Dicho consumo se había ido produciendo como mínimo desde hacía cuatro meses. Dichas sustancias se encontraban presentes en cada uno de los cuatro centímetros del cabello –cada uno corresponde a un mes–.

Para los magistrados de la Audiencia, no hay duda de que dichas sustancias estupefacientes habían sido suministradas al menor por su padre, consumidor de heroína y sometido a tratamiento de metadona desde el año 2006 hasta la actualidad. También era consumidor de cocaína y hachís.

Cuando el acusado consumía dichas drogas en el domicilio familiar, lo hacía en el despacho –donde guardaba las sustancias–, para no ser visto por su esposa. Ésta, cuando hallaba restos de droga en dicha estancia –único lugar donde en ocasiones los descubría–, le recriminaba a su esposo el consumo y discutía con él por tal circunstancia, lo que generaba numerosos conflictos entre la pareja.

El cuadro de intoxicación aguda que presentaba el menor el 12 de febrero de 2008  requirió el ingreso hospitalario durante 17 días, de los cuales siete estuvo en la UCI y los diez restantes en la planta de hospitalización infantil del mismo entro. Necesitó de tratamiento médico tanto por la parada respiratoria –para lo que precisó de intubación y ventilación mecánica– como por el síndrome de abstinencia. De no haber recibido asistencia médica, el menor habría muerto.

Tutelado

Hasta el día 12 de febrero el menor no había presentado ningún síntoma externo de consumo de drogas. Dos días después, mientras estaba hospitalizado, fue declarado en situación de desamparo preventivo por la Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència. Dicho organismo asumió las funciones tutelares con suspensión de la patria potestad de los padres durante la duración de la medida y se delegó la guarda del menor en su abuela paterna.

Los jueces, en la sentencia, recuerdan que el acusado siempre ha negado los hechos por lo que ha sido necesario «el análisis de las pruebas indirectas». El padre del menor no se explica los hechos. Los médicos que declararon durante el juicio negaron la posibilidad de una ingestión accidental del polvo que pudiese quedar suspendido en el ambiente.

Respecto a la metadona, se recordó que es una sustancia líquida que necesita ser bebida para ingresar en el organismo. Asimismo se descartó que la persona que suministrara droga al menor fuera una distinta del acusado porque los acusados eran los únicos moradores de la vivienda.

 
Detectives Tarragona - Agencia de detectives Tarragona – Investigadores privados Tarragona – Detectives privados Tarragona – Detectives Reus – Agencia de detectives Reus – Investigadores privados Reus – Detectives privados Reus – Detectives Valls – Agencia de detectives Valls – Investigadores privados Valls – Detectives privados Valls – Detectives Barcelona – Agencia de detectives Barcelona – Investigadores privados Barcelona – Detectives privados Barcelona – Detectives Vilafranca del Penedés – Agencia de detectives Vilafranca del Penedés – Investigadores privados Vilafranca del Penedés – Detectives privados Vilafranca del Penendés – Detectives Vilanova i la Geltrú – Agencia de detectives Vilanova i la Geltrú – Investigadores privados Vilanova i la Geltrú – Detectives privados Vilanova i la Geltrú – Detectives El Vendrell – Agencia de detectives El Vendrell – Investigadores privados El Vendrell – Detectives privados El Vendrell – Detectives Cambrils – Agencia de detectives Cambrils – Investigadores privados Cambrils – Detectives privados Cambrils – Detectives Salou – Agencia de detectives Salou – Investigadores privados Salou – Detectives privados Salou.