Detectives privados en Tarragona

Detectives en Tarragona

Detectives Privados en Reus

Detectives Privados en Valls

Detectives privados en Tortosa
Detectives Privados en El Vendrell
LOS COMERCIOS SE BLINDAN ANTE LOS ROBOS

Los comercios se blindan ante la proliferación de hurtos y robos

Las tiendas se han visto obligadas a tomar medidas de seguridad para frenar la acción de los amigos de lo ajeno

LAIA BOVÉ | 20/01/2013 19:57

A pesar de que las cifras que ofrecen los organismos policiales  hablan de una reducción de los delitos, la sensación que tienen muchas tiendas y comercios es que los pequeños hurtos –a veces tan banales que no llegan a denunciarse, lo que explicaría la bajada en las estadísticas– se han disparado. En Tarragona los comerciantes agradecen la vigilancia continua de la Guàrdia Urbana, pero muchas de las tiendas admiten que tuvieron un aumento en agosto. Los comercios más afectados son los de ropa, cosméticos y accesorios.

La dependienta de una tienda de accesorios de la calle August afirma que «me roban bolsos de marca, sobre todo ‘Energy’ y ‘Xti’, para luego revenderlos». Los ladrones que deciden asaltar un comercio lo tienen todo pensado. Días antes ya han ido a pasearse y a conocer la zona. «Vienen varias veces a mirar», apuntan diversas dependientas afectadas.

Y es que no actúan de forma individual, sino que a menudo son grupos de 3 ó 4 personas. «Son jóvenes de entre 25 y 30 años, tanto chicas como chicos», añade la comerciante. Su modus operandi es siempre el mismo: «Uno me entretiene preguntándome cosas mientras el resto va cogiendo lo que les apetece».

Como ya se han paseado varios días antes, ya saben el momento adecuado para entrar a hurtar. «Siempre vienen cuando  tengo más trabajo, y en los días que la tienda está más llena», añade la dependienta del comercio de bolsos y zapatos. Pero ella cuando les ve entrar –porque ya los conoce– va directamente a preguntarles qué quieren exactamente. «Es una forma más de intimidar, o al menos, de intentar que no se lleven nada», añade la afectada.

Seguridad

Ya hace un tiempo que los establecimientos tienen diferentes medidas de seguridad, como son las cámaras de videovigilancia o las alarmas en sus productos. Algunos admiten que «nos estamos planteando poner un timbre en la puerta para saber cuándo entra alguien», comenta una empleada. Otra de las medidas de seguridad es tener sólo un zapato de la pareja, ya que «con uno no hacen nada», añade la trabajadora.  O también tener atados con cadenas los bolsos que más tienden a llevarse.

La crisis está haciendo que se reduzca personal de tienda, y eso ha favorecido que el comercio esté menos controlado. «Por eso han optado por poner el timbre en la puerta, así estamos al loro de la gente que va entrando», añade la trabajadora.

El ángulo muerto

Otra estrategia es ir por parejas, pero haciendo como que no se conocen. Entran en la tienda por separado, primero uno y luego el otro. «Yo sé que van juntos y que están intentando distraerme», apunta una empleada de una tienda de colonias de la calle Comte de Rius. Su estrategia es clara: «Uno se queda cerca de la puerta y el otro va directamente al fondo, donde hay ángulos muertos desde la caja», añade la empleada.

En otra tienda de la misma calle, pero de ropa y objetos variados, dicen que «se ponen detrás de la columna, donde es muy difícil verles desde la caja, y se llevan lo que haya allí, da igual lo que sea», apuntan dos empleadas. Dicen que una vez fueron tan hábiles que «nos robaron hasta cinco camisetas. Después nos encontramos el regalo de las alarmas quitadas», comentan sorprendidas.

No escogen el producto

Una empleada de una tienda de cosméticos de la calle Sant Agustí afirma que «los hurtos son continuos». Y la verdad es que no se esconden mucho, lo hacen sin pudor. «Son muy descarados, porque muchas veces oigo el ploff de cómo cae el bote de colonia en su bolsa». La estrategia en estos casos es coger lo que tengan más cerca; colonia, perfume, crema antiarrugas ...

«Sé cuando vienen a robar», añade la dependienta. Dice que van con ropa ancha y bolsos grandes para poder meter los objetos. A veces se les ha enfrentado, pero «tengo miedo porque no sé si llevan un arma blanca», apunta.

Otra tienda de la calle August también tiene más de una experiencia con hurtadores. «Cogen lo que pillan, un día una se llevó una caja llena de tijeras», apunta la empleada. Su estrategia es dar vueltas por la tienda, paseándose pasillo arriba y abajo. «Cuando sospechamos, lo único que podemos hacer es vigilar, porque no tenemos cámaras de seguridad ni alarma en los productos», dice la trabajadora.

Explica que una vez, no hace mucho, se encontró con una mujer que le quería robar hasta 7 objetos distintos. «Como ya la tenía vista de otros días, fui a una ventana que tenemos escondida y desde allí la observé». Cuando la mujer se iba, sin más, ella la llamó para que le enseñara la bolsa. «Siempre llevaba una bolsa de plástico de ‘Casa Viva’», cuenta la empleada. La mujer empezó a decir que no tenía nada, pero como ella la había visto coger todos los objetos, le cantó que tenía dos bandejas, un sacacorchos y una escobilla, así hasta los siete objetos. «Es la única forma que tenemos de engancharlas», admite la trabajadora.

Estafa con dinero

Muchas de las tiendas reconocen que reciben otro tipo de hurtos, como es el del ‘juego con el cambio’. Cuando es la hora de pagar, abonan un producto de dos euros con un billete de cincuenta, y empiezan a sacar dinero diciendo que tienen ‘los cincuenta’. «Acabas poniéndote nerviosa y a veces caes en su juego: el de darle mal el cambio, pero a su beneficio», apunta una trabajadora.

La mayoría de comercios ya tienen experiencia en estos casos, y por eso no aceptan billetes grandes, que luego resultan ser falsos. Por eso, hoy en día la mayoría de negocios ya tiene el detector de billetes, pero si alguna tienda pequeña aún no lo tiene, se arriesga a caer en el hurto del ‘juego con el cambio’.

También afirman que en muchos casos les piden cambio para el autobús, y que el billete que les ofrecen también es falso. «Se tiene que ir con mucho cuidado. Siempre te quieren engañar», ratifica otra trabajadora.

 
Detectives Tarragona - Agencia de detectives Tarragona – Investigadores privados Tarragona – Detectives privados Tarragona – Detectives Reus – Agencia de detectives Reus – Investigadores privados Reus – Detectives privados Reus – Detectives Valls – Agencia de detectives Valls – Investigadores privados Valls – Detectives privados Valls – Detectives Barcelona – Agencia de detectives Barcelona – Investigadores privados Barcelona – Detectives privados Barcelona – Detectives Vilafranca del Penedés – Agencia de detectives Vilafranca del Penedés – Investigadores privados Vilafranca del Penedés – Detectives privados Vilafranca del Penendés – Detectives Vilanova i la Geltrú – Agencia de detectives Vilanova i la Geltrú – Investigadores privados Vilanova i la Geltrú – Detectives privados Vilanova i la Geltrú – Detectives El Vendrell – Agencia de detectives El Vendrell – Investigadores privados El Vendrell – Detectives privados El Vendrell – Detectives Cambrils – Agencia de detectives Cambrils – Investigadores privados Cambrils – Detectives privados Cambrils – Detectives Salou – Agencia de detectives Salou – Investigadores privados Salou – Detectives privados Salou.