Detectives privados en Tarragona

Detectives en Tarragona

Detectives Privados en Reus

Detectives Privados en Valls

Detectives privados en Tortosa
Detectives Privados en El Vendrell
EL ASESINO DEL CAMINO DE SANTIAGO

El asesino del Camino de Santiago: cómo 'pajea' un sospechoso

Cualquier investigador de homicidios sabe lo importante que es ver cómo 'pajea' un sospechoso. Es decir, cómo reacciona cuando se sabe vigilado, controlado o cuando la Policía va a hablar con él por primera vez de manera informal.

.

El día que los encargados de encontrar a la peregrina estadounidense Denise Thiem vieron 'pajear' a Miguel Ángel Muñoz Blas supieron que era su hombre. Y es que no hay tecnología ni avance científico que sustituya al olfato de un investigador.

Cualquier investigador de homicidios sabe lo importante que es ver cómo pajea un sospechoso. Es decir, cómo reacciona cuando se sabe vigilado, controlado o cuando la Policía va a hablar con él por primera vez de manera informal, con cualquier excusa. Los dos policías que abordaron a Antonio Ortiz al salir de un gimnasio de Hortaleza y le pidieron el DNI supieron que estaban ante el pederasta de Ciudad Lineal, aunque en ese momento no había ni una sola prueba contra él. Y el día que los encargados de encontrar a la peregrina Denise Thiem vieron pajear a Miguel Ángel Muñoz Blas supieron que era su hombre. Llevaban mes y medio investigando el paradero de la peregrina norteamericana, mirando con lupa a todos los vecinos de los 14 kilómetros de camino que separa las localidades de Astorga y El Ganso, la etapa del Camino de Santiago en la que desapareció Denise el 5 de abril, cuando vieron pajear a Miguel Ángel Muñoz Blas.

La inspectora al mando en Arganda contó estas historias a otras dos mujeres, la comisaria provincial de León y la inspectora jefa de la Sección de Homicidios de la UDEV Central. Dos inspectores del Grupo I de esta sección de la Comisaría General de Policía Judicial se trasladaron a León para colaborar con sus compañeros de Astorga. Cuando los investigadores accedieron a todos los datos de ese huraño vecino apuntalaron sus sospechas sobre ese hombre: tenía un viejo antecedente por delitos contra la propiedad en Madrid, apenas había cotizado en la Seguridad Social y llevaba una vida alejada de cualquier círculo.

Primero fueron los agentes de la comisaría de Astorga, comandados por una inspectora, los que escucharon la historia de un tipo que vivía solo en una casa situada a 400 metro del Camino de Santiago. Un hombre huraño, con raíces en la comarca, pero que había llegado allí tres años atrás. Oyeron relatos protagonizados por ese hombre, en los que molestaba a las peregrinas, les ofrecía su casa para dormir y hasta pintaba flechas amarillas que hacían que alguna despistada se desviase del camino y acabase en la puerta de su vivienda. Nadie sabía en la zona cómo se ganaba la vida esa suerte de ermitaño, que había vivido en una ecocomuna en Navarra y había llegado hasta Castrillo de Polvazares después de separarse de una mujer con la que tenía una hija. Los policías escucharon historias de coches a los que se les pinchaban las ruedas con los tablones llenos de clavos que ese extraño vecino ponía en el camino a su casa o de peregrinas que se quejaban de que el tipo les había insistido mucho en hacerles de guía.

La pista clave para señalar a Miguel Ángel Muñoz la aportó una oficina bancaria de Astorga donde había cambiado mil dólares a euros poco después de la desaparición de Denise

Miguel Ángel Muñoz Blas ya era el principal sospechoso en el mes de junio. Los encargados de la investigación quisieron saber todo sobre su hombre: qué coches manejaba, con quién se relacionaba, cuánto dinero manejaba; en una oficina bancaria de Astorga les dieron una pista casi definitiva: el hombre sobre el que ya estaba puesto el foco había cambiado mil dólares a euros poco después de la desaparición de Denise. Casi bingo.

Pero el día que tuvieron la certeza de que era su hombre fue el día que le vieron pajear, que le hicieron unas cuantas preguntas aparentemente inocentes para ver cuál era su reacción. La siguiente vez que Miguel Ángel habló con un policía fue en un bar de Grandas de Salime, cuando le estaban engrilletando. A bordo del helicóptero que le trasladó hasta Astorga, el hombre se lamentaba diciendo que él no le quería matar, pero que la golpeó... En el juzgado se desdijo y horas después confesó que él había asesinado a Denise. Los policías que vieron cómo pajeaba lo supieron desde ese momento. Y es que no hay tecnología ni avance científico que sustituya al olfato de un investigador.

 

 

 



 
Detectives Tarragona - Agencia de detectives Tarragona – Investigadores privados Tarragona – Detectives privados Tarragona – Detectives Reus – Agencia de detectives Reus – Investigadores privados Reus – Detectives privados Reus – Detectives Valls – Agencia de detectives Valls – Investigadores privados Valls – Detectives privados Valls – Detectives Barcelona – Agencia de detectives Barcelona – Investigadores privados Barcelona – Detectives privados Barcelona – Detectives Vilafranca del Penedés – Agencia de detectives Vilafranca del Penedés – Investigadores privados Vilafranca del Penedés – Detectives privados Vilafranca del Penendés – Detectives Vilanova i la Geltrú – Agencia de detectives Vilanova i la Geltrú – Investigadores privados Vilanova i la Geltrú – Detectives privados Vilanova i la Geltrú – Detectives El Vendrell – Agencia de detectives El Vendrell – Investigadores privados El Vendrell – Detectives privados El Vendrell – Detectives Cambrils – Agencia de detectives Cambrils – Investigadores privados Cambrils – Detectives privados Cambrils – Detectives Salou – Agencia de detectives Salou – Investigadores privados Salou – Detectives privados Salou.