Detectives privados en Tarragona

Detectives en Tarragona

Detectives Privados en Reus

Detectives Privados en Valls

Detectives privados en Tortosa
Detectives Privados en El Vendrell
MAFIA GEORGIANA

Mafia georgiana en el banquillo

Arranca en la Audiencia Nacional el juicio contra una organización criminal del Este que operó desde Barcelona

, Barcelona, , Barcelona

14/03/2016 02:43 | Actualizado a 14/03/2016 09:49 La Vanguardia

Durante unos años, no muy lejanos, los capos de la mafia georgiana escogieron Barcelona como su centro de operaciones y desde allí supervisaban sus tentáculos criminales en el resto de Europa. Un fiscal les definió como “la mafia total”, porque no existe ni un solo delito en el que no hayan intervenido. Kakhaber Shushanasvili dirigía desde su modesto piso de la calle Marina la organización, a las órdenes de su hermano mayor, Lasha, considerado el gran patriarca de la mafia georgiana en el mundo y que en esa época andaba oculto por Grecia. En marzo del 2010, policías de seis países coordinados por el juez Fernando Grande-Marlaska arrestaron a 70 criminales. Este lunes arranca en la Audiencia Nacional el juicio contra 20 de ellos, los detenidos en España. Solo está garantizada la presencia de Kakhaber. Encarcelado en Francia tras quedar en libertad, las autoridades vecinas lo han extraditado por seis meses a España para que pueda asistir a un juicio en el que los fiscales le piden 33 años de cárcel y dos millones de euros por media docena de delitos, entre otros, ordenar dos veces el asesinato de un capo rival en Francia.

Kakhaber es un ladrón de ley, un vor y zakone, un título honorífico en su argot criminal, que sólo reciben los capos de las mafias del Este. Se trata de esa clase de tipos duros e impasibles, sin remordimientos, que decide sobre la vida y la muerte de los otros sin pestañear. No es sólo una figura cinematográfica, como los que aparecen en Promesas del Este, son reales. Están obligados a obedecer la ley de los ladrones, códigos de conducta forjados en cárceles y gulags soviéticos.

Sobre el resto de imputados, los fiscales anticorrupción Fernando Bermejo y José Grinda han firmado, por el momento, cuatro órdenes de búsqueda y captura internacional porque ha sido imposible localizarlos para citarlos al juicio. El resto debería sentarse a partir de este lunes en el banquillo. Salvo Gela Garishvili, asesinado de un tiro en la cabeza en un piso de Terrassa el pasado enero, junto a otro hombre, también de nacionalidad georgiana. Su crimen, un ajuste de cuentas en toda regla, está inmerso en una complicada investigación para la que se ha creado un equipo conjunto integrado por los Mossos d’Esquadra y el Cuerpo Nacional de Policía.

Para entender mejor la importancia del juicio que empieza hoy en la Audiencia Nacional conviene echar la vista atrás y regresar a esa Europa de la
primera década del 2000, en la que las mafias del Este, y especialmente la georgiana, trabajaban a golpe de amenaza y talonario para infiltrarse en las instituciones políticas europeas. Kakhaber eligió Barcelona porque se sentía seguro, le encantaba el clima, la comida, y pasaba desapercibido. El hombre se instaló en la ciudad en el 2005 tras varios meses encarcelado en Lleida por tenencia ilícita de armas. Hasta diez identidades falsas llegó a utilizar. No fue hasta octubre del 2009 que pudo firmar con su verdadero nombre tras amañar una boda con una joven de l’Hospitalet a la que pagó 7.000 euros por los papeles.

El discreto georgiano dirigía con mano férrea a un ejército de mercenarios a sueldo especializados en todo tipo de delitos. Los movía por toda Europa, traficaban con armas, con personas, con drogas y después se blanqueaban los ingresos.

Desvalijaban casas, fundían el oro y lo revendían. Los investigadores llegaron a calcular que enviaban hasta 130.000 euros mensuales a Georgia, su base de operaciones natural. Ninguna otra familia mafiosa podía trabajar sin su consentimiento en los territorios que su gente controlaba. Debían autorizarles, previo pago de ciertas cuotas denominadas obschak, cajas de recaudación. Contaban además con un poderoso aparato legal de recuperación del dinero lavado que se invertía en negocios legales.

Una estructura criminal perfecta dirigido por un hombre que solía comer un menú en el bar de debajo de su casa y que acababa de ser padre de unas gemelas a las que ignoraba, porque estaba obsesionado por tener un varón, un sucesor.

La madrugada que la lista de 70 mafiosos debían de ser arrestados, Lasha Shashanashvili logró huir del hotel de Salónica en el que estaba hospedado. Los investigadores confirmaron después que la mafia pagó 800.000 euros a funcionarios griegos deshonestos que se encargaron del chivatazo. El capo cayó más tarde, y fue juzgado y condenado a 14 años de prisión, una sentencia que ha sido recurrida y que estos días se vuelve a revisar y que ha obligado al fiscal Grinda y a un comisario del Cuerpo Nacional de Policía a viajar a Salónica, en Grecia, para testificar.

Como en aquella ocasión, las autoridades griegas no han puesto fáciles las cosas a los investigadores españoles. Al comisario no se le permitió declarar y al fiscal se le prohibió hablar incluso con el traductor para que explicara al tribunal los datos de la investigación en España que incriminan a Lasha.

Tras aquella operación Java-Hayastán la mafia georgiana ha seguido intentando instalarse en España. Pero nunca con la peligrosidad de los mercenarios que dirigían todo un imperio del miedo y el crimen desde el Eixample.

 

 
Detectives Tarragona - Agencia de detectives Tarragona – Investigadores privados Tarragona – Detectives privados Tarragona – Detectives Reus – Agencia de detectives Reus – Investigadores privados Reus – Detectives privados Reus – Detectives Valls – Agencia de detectives Valls – Investigadores privados Valls – Detectives privados Valls – Detectives Barcelona – Agencia de detectives Barcelona – Investigadores privados Barcelona – Detectives privados Barcelona – Detectives Vilafranca del Penedés – Agencia de detectives Vilafranca del Penedés – Investigadores privados Vilafranca del Penedés – Detectives privados Vilafranca del Penendés – Detectives Vilanova i la Geltrú – Agencia de detectives Vilanova i la Geltrú – Investigadores privados Vilanova i la Geltrú – Detectives privados Vilanova i la Geltrú – Detectives El Vendrell – Agencia de detectives El Vendrell – Investigadores privados El Vendrell – Detectives privados El Vendrell – Detectives Cambrils – Agencia de detectives Cambrils – Investigadores privados Cambrils – Detectives privados Cambrils – Detectives Salou – Agencia de detectives Salou – Investigadores privados Salou – Detectives privados Salou.